Ir al contenido principal

Entradas

El horror es su divisa y otras atrocidades

Revolución sin gasolina ni fuelle
Ramón Hernández


La refinería de petróleo más importante y grande del mundo era el Complejo Refinador de Paraguaná. Su capacidad instalada permitía procesar hasta 940.000 barriles diarios de hidrocarburos. La Guardia Nacional se encargaba de su custodia. A veces con sus propios planes, otras con algún cuerpo de seguridad e inteligencia del Estado y muchas con la gente de la Gerencia de Prevención y Control de Perdidas de Petróleo de Venezuela, con el color azul como distintivo Era el componente de las Fuerzas Armadas que se encargaba de la custodia de los bienes nacionales, públicos o privados, que tenían un interés estratégico, fuese de servicio público o de infraestructura. A nadie le extrañaba que oficiales de las Fuerzas Armadas de Cooperación fuesen comandantes de cuerpos policiales como la Policía de Municipal de Caracas, la Policía Metropolitana, ni que la Guardia Nacional vigilara los túneles de la autopista Caracas-La Guaira, o de La Cabrera en …

Bloqueo contra las drogas en Venezuela

Bloqueo contra las drogas en Venezuela


La covid-19 no es gripe





UNA LECTURA CRÍTICA DEL ESTADO DEL DISIMULO DE JOSÉ IGNACIO CABRUJAS

Miguel Ángel Contreras La interrogante que transversaliza el debate sobre la existencia de una esencia de lo venezolano tiene un denominador común en el proceso de Conquista de América. Desde Rómulo Gallegos, Arturo Uslar Pietri y Enrique Bernardo Núñez pasando por Mario Briceño Iragorry, Francisco Herrera Luque y Carlos Rangel hasta llegar a José Ignacio Cabrujas, José Manuel Briceño Guerrero y Omar Astorga la persistencia histórica de una estructura de sentimientos fija los tonos, las pulsiones y las representaciones que han configurado las respuestas genéticas, culturales y filosóficas a la interrogante que nos convoca. En las penetrantes palabras de Karl Marx, “toda una superestructura de sentimientos, ilusiones, modos de pensar y concepciones de vida diversos y plasmados de un modo peculiar” (Marx,1969:121-122). Pensar desde lo pensado de nuestra tradición literaria precisa simultáneamente desarrollar una mirada contrafáctica que apunte hacia lo impensado. La pregunta por el Ser …

Paraíso rematado y otras catástrofes

Ramón Hernández 

Las riquezas del Arco Minero del Orinoco van a empobrecer aún más a los venezolanos. El oro, el coltán y todos los minerales estratégicos han despertado la codicia de militares, guerrilleros, pranes y demás avispados dispuestos a arrasar con todo ser vivo que se les atraviese, a convertir la selva en arenales estériles y a acabar con la fuente de agua más importante de Venezuela. Sobran los cómplices, los pescadores en río revuelto, los que miran para otro lado, los despistados y los que esperan que les toque algo en el desorden, bochinche general.
El decreto que creó el Arco Minero del Orinoco fue publicado en Gaceta Oficial el 24 de febrero de 2016 y desde ese mismo día comenzaron a sonar las alarmas entre científicos y ambientalistas. En junio la Asamblea Nacional discutió el informe de las comisiones de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático; de Energía y Petróleo, y de Pueblos Indígenas que advertía que el Arco Minero era “la muerte de la República y de su…

Carlos Andrés Pérez advirtió lo que traía Chávez

Hospitales y gulags, Venezuela

Infierno propio
Ramón Hernández @ramonhernandezg
04 DE JUNIO DE 2019

En el socialismo del siglo XXI no hay campos de concentración, hay hospitales. Los resultados son los mismos. Las muertes son diarias y no existe compasión alguna. Los pacientes van cayendo como fichas de dominó y nadie conoce su posición en la cola ni cómo funciona el algoritmo. Es una guerra del Estado contra la población en general en el nombre de la construcción de una sociedad más justa y más libre. Mientras funciona la dialéctica de Hegel, la lucha de los contrarios que generará la irrupción de la síntesis con los mejor de ambos –es los que enseñaba Carlos Marx–, campea la muerte, la destrucción, la inseguridad y el sálvese quien pueda. Los campos de concentración son un perfeccionamiento de Vladimir Ulianov Lenin de los centros de aislamiento de los zares y que los secuaces de Adolf Hitler y Stalin llevaron a una etapa superior. Pese a los reclamos civilizados de los más variados gobiernos y de la vergüenza que en…